martes, 15 de octubre de 2013

Comienza el curso con nosotros, 
visita nuestra página




y descubre lo que tenemos preparando para esta nueva temporada...

     


lunes, 23 de septiembre de 2013

Gracias, Gracias, Gracias

Este sábado hemos tenido el privilegio de abrir nuestra casa y se ha llenado de amigos. Amigos antiguos y nuevos, compañeros de camino, encuentros afortunados de almas que se reúnen de corazón para celebrar, agradecer y compartir juntos. 
Este sábado nuestra casa ha sido un hogar común, un espacio de fiesta y Re-Unión, como un sólo corazón latiendo al unísono, con serenidad y armonía.
Así pasamos el día, ReciBienDando, compartiendo cada cual lo mejor de sí, alegría, intimidad, dones, sonrisas, deliciosas comidas, abrazos...
Y ese corazón común que sentimos latir todo el día y resonar en la maravillosa tierra que nos sustenta, se materializó finalmente a través de las manos de nuestra maravillosa chamana, Rosa Gómez Pitera y su Tambor Sagrado que nos elevó a través de la noche a espacios llenos de luz y de armonía, creando un canal de luz y de sanación hacia la tierra.
Sólo nos queda agradecer, por tanto recibido, por tanto compartido. 


Gracias, Gracias, Gracias.


"Rosa Gómez Pitera, Chamana", fotografía de Delia Panpahoy, 2013

jueves, 5 de septiembre de 2013

Tiempo y Oportunidad

Espiral Numérica - Delia Panpahoy / Antuan de la Rue, 2002 - 2012.


¿Cuanto tiempo has tardado en darte cuenta que has perdido el tiempo?

¿Cuanto te ha costado reconocer que te atascas en las mismas dificultades una y otra vez, por muchas horas que te pases dándole vueltas en tu mente el solucionarlas?

El tiempo, realmente, no puede perderse. Es una ilusión creer que se pierde pues siempre está sucediendo. Pero los momentos si se desvanecen, eso es lo que nos deja la sensación de pérdida.

Las oportunidades ocurren siempre, sucesivamente, y podemos ir dejándolas pasar una y otra vez. Cada vez que dejamos pasar una oportunidad de solucionar una dificultad, una oportunidad de evolución, preparamos a la siguiente para que se haga todavía mas evidente, mas visible. porque en verdad queremos verla, tomar conciencia y superarla. Pero ¿cómo las oportunidades/dificultades se van haciendo más evidentes? Revistiéndose de dolor.

El síntoma en el cuerpo aflora con dolor. En nuestras relaciones, los sentimientos nos duelen. En nuestra vida, las situaciones nos duelen. Y no podemos desviarnos de esa llamada que se convierte en grito. Es porque es el momento. Es la oportunidad que llama de nuevo, y llama mas fuerte.

¿Es ahora que tus dificultades se muestran dolorosas? ¿Es ahora que tu cuerpo, tu alma o tu vida te duelen? Será que tu cuerpo, tu alma o tu vida te están llamando. Será que es el momento de no dejar pasar la oportunidad de trascender las dificultades y crecer con ello.

Todas nuestras dificultades o bloqueos, en cualquier ámbito de nuestra vida, el emocional, el mental, el económico o el físico, en lo creativo... Todas proceden de contratos que hemos hecho a nivel inconsciente desde la niñez. Contratos con viejas creencias, con viejas emociones y maneras de entender o resolver, expresadas por nuestro núcleo familiar y procedentes de las generaciones anteriores y ancladas mediante la cultura, la religión, la moral, la tradición. Son formas de entender la vida alejadas de lo que la vida Es y que van creando repetitivamente los síntomas que muestran, a las claras, toda esa disfuncionalidad.

Tu síntoma físico, tu enfermedad. O tu dificultad de relacionarte en pareja de una manera adecuada. O tu miedo paralizante que te impide darte en profundidad. O tus enormes dudas tan opacas que no permiten ver mas allá. O tu sentimiento de impotencia para crear la vida que quieres o como quieres. O tu recurrente fracaso laboral, económico, sentimental, de tu proyecto de vida. Todos son espejos de un "error", un contrato equivocado que firmaste y que albergas en tu interior.

Salir del error es tan sencillo como comprenderlo, compadecerlo, perdonarlo. Ponerte a fluir con lo que Eres es la inmediata consecuencia.


martes, 23 de julio de 2013

...lo que no das te lo quitas

"A buen recaudo", fotografía de Delia Panpahoy, 2010

"Lo que das, te lo das" es una vieja frase de origen oriental a la cual Alejandro Jodorowsky añadió la coletilla "lo que no das te lo quitas". Lo que uno entrega no lo entrega en una sola dirección, lo suelta en la corriente de la vida, la misma corriente que te nutre a ti. Negarse a dar, ser mezquino con la vida en cualquiera que sea la entrega que tenemos que hacer, cada uno con sus dones, equivale a perder algo fundamental.

Somos ricos porque todos albergamos dones y nuestros dones son espirituales y por ello inagotables. Con esos dones participamos de la infinitud de recursos que la vida posee, incluidos los materiales. Dentro de este mecanismo la vida te retribuye siempre adecuadamente, si dejas de participar la retribución se corta, perderás el favor de la vida, de una manera u otra.

Si te retraes, te escondes, te encierras, acorazas tu corazón, regateas, negocias, calculas, generas deudas... entonces te saldrás del verdadero flujo del dar y el recibir.

Podrías ganar de una manera ventajista , sacar provecho de tu actitud, acumular cifras en el "haber" propio y en el "debe" ajeno, pero entonces lo harías negándote a dar o escamoteando, sobrevalorando lo que diste o, al contrario, inundando con tu "generosidad" al otro para forzar un compromiso o alimentar una deuda con la que asegurarte la retribución.

Por miedo, interés, orgullo o ambición tu don dejaría de ser incondicional y algo, automáticamente, te quitarías del fluir renunciando a tu papel en la Vida, algo que podría terminar por arruinar cualquier logro temporal que genere tu actitud incorrecta.

Por falta de confianza en la Generosidad de esta vida podemos auto-excluirnos y quedar a merced del azar, desgobernados por el ego.

Sabiendo esto, conscientes de nuestra riqueza y de la abundancia que nos rodea... ¿podemos tan siquiera plantearnos albergar ni un miligramo de mezquindad en nuestros corazones?



domingo, 14 de julio de 2013

Decálogo sobre la Pareja Consciente

"Pareja Iluminada", ilustración de Delia Panpahoy, 2013


Siguiendo el consejo de nuestros amados Carmen y Paco, Plano sin fin, también vamos a escribir un decálogo sobre que es lo que sentimos nosotros fundamental para desarrollar la pareja en la conciencia.

Para ello y basándonos en la Decalogía de lo Esencial, ese arte que andamos descubriendo en nuestro trabajo en luzDArte y que trata sobre los arquetipos que cada numero del uno al diez representa en la escala evolutiva a nivel humano, hemos desarrollado diez puntos que hablan de diez actitudes básicas a tener en cuenta. 

Son diez fundamentos que deberíamos procurar que funcionaran en nuestra pareja, estando atentos a nuestras actitudes y preguntándonos si fluimos en ello. Pero al mismo tiempo también son diez etapas a través de las cuales la pareja evoluciona. Podemos observarlas diacrónica o sincrónicamente como momentos en que entregamos al otro lo que somos, nuestro corazón, nuestra expresión, nuestro compromiso y nuestra visión. A partir de ahí nos podemos disponer a entregar lo que somos juntos al mundo, con el mismo amor, conciencia, poder y gozo:

  • 1º Es el inicio, el momento del encuentro. De aquí en adelante muéstrate como eres. Sin artificios ni fingimientos, con espontaneidad. No te avergüences de nada tuyo, pero no invadas el terreno del otro con suficiencia. Que el impulso que provoca el ser amado te saque de la duda o de la timidez sin llegar a convertirte en el centro exclusivo. Demuestra que valoras su atención en cada respuesta, que sabes oír el aplauso y también el consejo.

  • 2º Las barreras han caído, los corazones se conectan. La entrega ha de ser total. Ama incondicionalmente. Aporta a tu pareja todo lo que nace de tu corazón sin esperar nada a cambio. No le des de mas para generar una deuda, no le des de menos creyendo que lo tuyo es mas valioso. El amor no se negocia, se pesa o calcula. El recibir está implícito en el dar. Deja manar la fuente de tu amor con naturalidad allá donde tu corazón te guíe.

  • 3º Aparte del tú y del yo y del amor que inunda todo, también encontramos mas sentimientos que brotan y nuevos puntos de vista que surgen como de la nada. Es el momento de no olvidar expresarte con fluidez. La primera expresión que ha de fluir es la del deseo y la sexualidad, sin represión ni dominación. Pero hay toda una gama de sentimientos que genera una relación que deben brotar suaves como un manantial. Si te sientes bien, deja salir tu alegría, tu entusiasmo, tu opinión, tu creatividad, tu pasión. Si te sientes mal, no te reprimas para después estallar. Deja que tus sentimientos mas oscuros afloren de esa manera suave, sin disimularlos y en el momento cuando están sucediendo.

  • 4º Es el momento de ofrecer una base estable para desarrollar este amor, es el momento de comprometerse. Conviértete con tu plena voluntad en un referente firme y flexible para el/ella de la misma manera que el o ella lo ha de ser para ti. Sellad el proyecto común, no exigiendo igualdad, sino presentando ecuanimidad. Cada uno invirtiendo con sus dones, con aquello que la vida le ha premiado, ha de convertirse en ese punto de apoyo al otro y complementarlo.

  • 5º Fruto de la convivencia aparecerán nuestros miedos y demonios y sentiremos el desafío de enfrentarnos a ellos en el espejo que el otro nos muestra. Aprovechad este momento para elevaros mutuamente a un nuevo nivel de conciencia, descubriendo en vuestro espejo la clave para conoceros mejor a vosotros mismos. Alegraros por descubrir el lado oscuro para poder transportarlo a la luz y poder vivir así en una relación libre de condicionamientos.
  • 6º Un paso mas en apertura, una vez que vamos sanando en el espejo del otro, es que la belleza que encontramos entre nosotros también la volcamos en nuestra relación con los demás. Repartid amor y armonía en vuestro entorno, que vuestra bendición de Amor transcienda vuestro nido y se extienda allá por donde vayáis en vuestras relaciones con la familia, los amigos, los compañeros, los vecinos... y el mundo.
  • 7º En este nuevo estar en el mundo desde la relación de pareja expandid y compartid vuestra conciencia de lo vivido. Que de vuestra experiencia broten conclusiones, ideas e ideales, iluminaciones, y que estos sirvan a otras parejas para ponerlos en práctica en su crecer y prosperar. Que todo el entendimiento que ha surgido de resolver vuestros desafíos como pareja se pueda volver útil para los demás.
  • 8º Llegados a este punto la unión es perfecta, os desenvolvéis con la misma soltura en lo emocional que en lo intelectual. En el ámbito de lo intimo o de lo social. Atendiendo a cuestiones materiales o espirituales. Y tomáis conciencia del poder de vuestra intención única. Una intención de dos conciencias juntas, clara en la mente y unida en el amor, acompasada en los ritmos y acorde con el entorno es mas poderosa y capaz de transformar la realidad. Es una herramienta creativa total al servicio de todos.
  • 9º Realizada y consumada esta unión, solo queda disfrutar. Extender el éxtasis primero que encontramos en el orgasmo conjunto al goce de vivir desapegadamente cada minuto, en confianza, sin reparos en el pasado por lo que no fue, ni miedos en el futuro por lo que haya de ser. Alimentados y seguros del poder de vuestra unión, vivir cada día como una fiesta, disfrutando de cada momento como único.
  • 10º Todo lo que empieza acaba, la vida es cíclica. Si hemos vivido cada etapa con plena entrega y sin limites, probablemente hemos pasado juntos casi toda una vida. Para habrá una despedida, inevitablemente. Cuando llegue ese momento, seguid siendo generosos. Dad las gracias con vuestro corazón lleno y soltad al otro con todos los sentimientos fluyendo. Que salga la pena, y también la alegría. Que el Alma se limpie con nuestras lagrimas y nuestra sonrisa para que nuestro corazón siga brillando gracias a ese trabajo de amor que hicimos juntos.
Poner atención y constancia en entregarnos de esta manera he de dar, si o si, su fruto en una maravillosa experiencia de amor. Pero somos humanos, la humanidad es joven y aun estamos aprendiendo a manejarnos por este camino lleno de emociones, a veces tan confuso entremezcladas estas emociones con creencias limitantes.

La mayoría de las parejas, debido precisamente a estas creencias, acumulamos pequeños “déficits” de entrega en algunos o muchos de estos puntos, pero podemos ir avanzando intentando crecer juntos, con mas o menos dificultades, pero con la oportunidad siempre de ser conscientes de donde están nuestras carencias y con la voluntad mas o menos clara, a poco que nos valoremos, de querer progresar.

Pero si acumulamos un gran déficit de entrega ya de entrada en alguno de los puntos que van del 1 al 4, lo mas probable es que nuestra pareja sólo se quede en proyecto fallido. Esas son las parejas que “no cuajan” antes de comprometerse.

Si fallamos en 1 estrepitosamente y no nos mostramos, permanecemos tímidos y retraídos o llenos de dudas, no hay ni siquiera la oportunidad de que esa relación comience. Si nos mostramos con excesiva suficiencia con la mera intención de seducir proyectaremos una imagen falsa que mas pronto o mas tarde se nos caerá. O nos vincularemos con una persona co-dependiente de alguien invasor, una relación no basada en el amor.

Si nos entregamos inadecuadamente en el dar y recibir del 2, si no somos incondicionales, por exceso o por defecto, o bien limitaremos tanto la relación que declinará rápidamente, o bien, estableceremos una relación de co-dependencia si coincidimos con una persona que “negocia” en los mismos términos.

En 3 podemos pecar de reprimidos o de efusivos, anularnos o anular al otro, primando otros sentimientos personales por encima del amor que naturalmente nos une con nuestra pareja. Nos convertimos en la parte protagonista olvidando que el otro tendrá la misma exuberancia de sentimientos o mas que nosotros y que no ayudamos a que se expresen.

En 4 podemos ser rígidos con las bases que sustenten nuestro compromiso y poner una pesada losa encima de las espaldas del otro lo que puede estancar la relación en unas miras demasiado estrechas. O bien podemos huir directamente del compromiso por el miedo a cualquier responsabilidad, impidiendo que la relación termine de echar raíces.

Con unas carencias tan notables podríamos ser conscientes de ellas y decidir no continuar, pero también podemos engañarnos y forzar las cosas, aparentando una entrega que no es tal, para seguir adelante con una relación llena de carencias. 

Entonces el punto 5 se convierte en definitivo. Esta fase es el punto critico, ahí es donde aparece un desafío para todas las parejas en el que radica la posibilidad de evolucionar o involucionar. 

Las parejas que no se han entregado medianamente en los puntos uno al cuatro, llegados al 5 donde se enfrentan a sus miedos y a sus condicionamientos familiares mas profundos, muchas optarán por dar por acabada su relación y seguir caminos diferentes. Cuando te enfrentas al espejo que tu pareja te pone delante a veces resulta inasumible entender que aquello que no soportas en el otro es precisamente lo que no aceptas de ti. Pero no todo esta perdido si uno es valiente y decide comprender. 

Para aquellas parejas que se han entregado con naturalidad, incondicionalidad, comunicación y compromiso, también ese momento 5 supondrá un grandísimo reto, pues nadie está a salvo de esos condicionantes inconscientes que tienen, además, en el ámbito de la pareja, su mejor caldo de cultivo para expresarse.

Algunos lo superarán limpiamente, pero otros solo fingirán hacerlo, no entrarán a fondo en ese desafío y, sin embargo, seguirán adelante. Ellos vivirán las etapas sucesivas sin la conciencia necesaria, y por tanto es probable que experimenten dificultades de diferente índole: celos e infidelidad en la 6 cuando esta etapa se vive de espaldas y sin conciencia. Luchas, criticas, violencia, en la 7. Manipulación e impotencia en la 8, tristeza y ausencia en la 9. 

Es mas, cuando una pareja se separa de una manera fallida o de una manera traumática, sin aceptar el final de la relación o manifestando cualquier oro tipo de apego, esas etapas “distorsionadas” del 6 al 9 siguen abiertas y producen esos mismos efectos de celos, ira, violencia, manipulación, etc. en la posible relación que esas personas mantengan tras la separación, incluso a distancia. Normalmente es uno de los dos el que no acepta el final y se mantiene “artificialmente” apegado y desarrollando todos esos sentimientos que llegaran hasta el otro si la distancia no es la suficiente. Por mantener una amistad, o amigos comunes, o propiedades y, sobre todo, en separaciones con hijos.

Observarnos es clave para reconocer el estado de salud de nuestra pareja. Ver en que etapas no nos hemos entregado enteramente, o como lo seguimos haciendo sincrónicamente. Si reconocemos grandes carencias en nuestra relación lo mas honesto es intentar poner un fin con gratitud y desapego.

Si podemos observar no tan graves incorrecciones todavía podemos hacer algo por revitalizar y vigorizar ese amor. Hay que hacer un voto humilde y claro por darse al otro sin barreras tal y como los cuatro primeros puntos cuentan. Y , para poder elevar lo que como pareja podemos conseguir, debemos enfrentarnos con valentía a ese espejo que sin duda el otro nos va mostrar. Y finalmente tener la generosidad de actuar también hacia los demás.

Con la sencilla pareja que formamos dos seres humanos podemos elevarnos desde nuestro intimo y pequeño circulo para compartir nuestro amor y todos nuestros hallazgos con el mundo, aportando desde nuestra experiencia y visión a la nueva construcción de la humanidad que ha de venir. 

Hemos devenido en seres humanos para sentir y comunicarnos a través de ese sentir. El ser en pareja también forma parte del camino de aprendizaje que hemos venido a recorrer por la Vida. Caminémoslo con conciencia y plena entrega si de aprender, y amar, se trata.


miércoles, 10 de julio de 2013

¿Dónde está la Justicia?




Meterse en pleitos es un asunto muy penoso que solo debería tomarse en cuenta como último recurso y por razones que no sean meramente emocionales. Que no sea por ira, por venganza o por deseos de hacer justicia personalmente. Aunque uno lo ponga en manos de jueces y abogados, personas profesionales y supuestamente ecuánimes, eso no quiere decir que estas personas por si mismas van a limpiar la intención que nosotros ponemos de los deseos de nuestro ego.

Lo único que verdaderamente justifica un pleito es el intentar favorecer que un orden que ha sido transgredido vuelva a ordenarse. Y el devolver esa circunstancia al orden debe entrañar un beneficio a terceros, a personas que no pueden defenderse, o apersonas ajenas que pudieran sufrir del mismo problema por parte del o los litigados. Por eso es necesario hacerlo con una visión desapegada y no personalista del asunto, donde se pueda discernir claramente si estamos buscando sólo un bien para nosotros o ese bien es para los demás.

Hacer justicia no esta en la mano de uno, ni siquiera en la mano de los Jueces. Al final, es el Orden Supremo el que todo lo equilibra. Y si nuestra decisión de recurrir a los tribunales esta tomada desde nuestro desequilibrio emocional o desde la ambición personal, cuando ese Orden actúe nos va a tocar llevarnos un revés, mas pronto que tarde probablemente.

Así que si quieres pleitear tienes tú primero que sopesar en tu balanza interna cuantas emociones te impulsan en tu decisión. Con que solo haya una eso se puede volver en tu contra. Así que intenta que esas emociones se diluyan, ponte en la piel del otro y vuelve a sentir las situaciones que te causaron perjuicio. Varias veces si hace falta.

Cuando no sientas ninguna emoción por lo que pasó entonces es el momento de observar y decidir si lo llevas a juicio o no porque en ese momento tú lo habrás decidido con ecuanimidad. Pero ahí no acaba la cosa.

En el caso de optar por pleitear hay que mantenerse muy firme durante todo el proceso, observándose uno mismo que esas emociones y deseos no vuelven a poseerlo, y en el caso de que nos asalten no tomar ninguna decisión si no es a salvo de esos conflictos internos. Porque un procedimiento legal no es simplemente tirar una flecha y a ver donde llega. Es un camino que se conforma de etapas en las que hay que seguir tomando opciones y elecciones y hacerlas poseídos emocionalmente puede estropear en cualquier momento lo que suceda, enturbiar nuestra intención desviarnos del camino y saborear el amargor de un revolcón de la vida.

En ese caso todo hay que aceptarlo como positivo, la Vida es la que está haciendo justicia y equilibra la situación para que podamos seguir progresando.

La justicia de los hombres es tramposa, se deja guiar por el ego fácilmente. La Justicia de la Vida es magnánima, siempre reparte con equidad y nunca da por perdido a nadie. Adhiramonos a ella con humildad.

Hacer justicia interna, cortar con nuestra espada lo inútil y lo accesorio de nuestras emociones y deseos, es lo primero para ello, y es un camino que pondrá a prueba nuestro temple, nuestra flexibilidad, nuestra empatía, nuestro desapego, nuestra incondicionalidad.

En definitiva, si esta opción se cruza en nuestra vida, se trata de un camino de gran superación personal. Y puede ser un camino árido y difícil. Pero no es algo que tenga que retraernos si lo que se nos está planteando con ello es ofrecer un bien a otros. Y a nosotros acceder a un grado elevado de excelencia y de impecabilidad trascendiendo este reto.

sábado, 6 de julio de 2013

Cuando una puerta se cierra...

...otra se abre. A donde te conduzca es lo de menos. Lo importante es tener los ojos bien abiertos todo el rato, para ver esas puertas con claridad y para absorber con gozo toda la información, hasta el mas mínimo detalle que la experiencia que te espera al cruzar esa nueva puerta te pueda reportar.

Olvidate de la frustración por lo que no has conseguido. Deja de preocuparte por el futuro y mira a lo que tienes delante de los ojos, te ira muy bien así.


"Tras la puerta", fotografía de Delia Panpahoy, 2012


viernes, 14 de junio de 2013

Ser lo que Eres es un camino que te llevará a la Facilidad, a la Armonía, a la Paz, a la Belleza, a la Alegría.

"Fibonacci", fotografía de Delia Panpahoy, 2013


jueves, 13 de junio de 2013

Todos los universos posibles están en éste, 
sólo hay que poner atención para contemplarlos

"El universo en una gota", fotografía de Delia Panpahoy, 2013



martes, 21 de mayo de 2013

viernes, 10 de mayo de 2013

Todos portamos un sombra (y cicatrices)

"Sombra y cicatrices", fotografía de Delia Panpahoy, 2013


jueves, 2 de mayo de 2013

Nuevo grupo en Facebook "Semillas para Ser lo que Eres"



Este grupo quiere ser una plataforma para acompañar a todos aquellos que se quieran unir con mensajes, visiones, opciones y elecciones que nos lleven a acercarnos a Ser aquello que en Esencia somos.

Cualquiera que tenga una visión o una intuición sobre como acercarnos a nuestro autentico Ser, puede aquí compartirla con los demás. Cualquiera que necesite apoyo o consejo para emprender ese camino puede dejar aquí su pregunta y que la inspiración del grupo le apoye.

Es un lugar abierto a compartir sin ninguna intención lucrativa, por eso nos abstenemos de poner publicidad de nada que requiera un intercambio económico profesional.

Pedimos a los miembros del grupo que respeten este espíritu de igual manera y al compartir eventos, actividades, conferencias, consultas, libros, música, películas o cualquier material didáctico, que estos sean de carácter gratuito o procedan de una fuente de libre acceso

Pasad, sed bienvenidos. Esta es vuestra casa, tomad descanso y alimento, proporcionadlo igualmente a vuestros huéspedes.

martes, 23 de abril de 2013

El Ser embotellado

"Luz y sombra de una flor", fotografía de Delia Panpahoy, 2013

El cuerpo material de la botellita, cristal que encierra, recibe y sostiene el agua de las emociones. Dos partes de tres el liquido del sentimiento una de tres el mineral del sustento. Tal como en la corteza de este planeta, gran Ser cósmico, tal como en el cuerpo del pequeño Ser humano.

El cuello se estira hacia el cielo, buscando la luz y la conciencia y, hete aqui, que esa conciencia florece como amapola, como un magnifico cerebro que corona la cabeza, receptor de unos sentidos fruto de la evolución de miles de millones de años y que, por fin, obtiene conciencia de Si y el don de la reflexión.

La reflexión como capacidad de comprender pero también una conciencia de la reflexión, de ser un reflejo en este pequeño ser del Gran Ser universal. Todo es reflejo de todo.

Y la proyección de la luz provoca una sombra necesariamente. Todos en este mundo, a la luz de la Gran Conciencia Universal – Sol que nos alumbra venimos a proyectar una sombra. Todo, a este lado de la creación, posee su sombra y forma parte de su unidad. Comprender esa sombra es comprender la Creación entera, la de este lado y la del otro.

El gran Sol, padre-madre universal, conciencia suprema, también habita en nosotros igual que habita en esa botellita en su centro, en nuestro centro. Eso que llamamos el plexo solar.

No podemos verlo a simple vista, pero ¡¡oh magia!! Si miramos a la sombra lo tenemos ahí radiante.

Y si seguimos mirando vemos que tal como es arriba es abajo, todo lo que la sombra es se está manifestando a la luz.

Y tal como es afuera es adentro, el paisaje que la amapola contempla también sucede en esa sombra.

Toma esta foto y observa detenidamente sus partes, cabeza, cuello, cuerpo, emociones y la sombra que proyecta, con sus insinuaciones y sus aparentes equívocos, hasta llegar al Sol interno, a la gota de luz universal.

Y después tomate a ti, observa tu cuerpo, tu conciencia floreciente en tu hermoso cerebro su capacidad de percibir la realidad externa y visible y la interna e invisible. Arrójate al mar liquido de tus emociones y deslízate suavemente hasta tu sombra, lo inconsciente, lo oscuro, lo que normalmente no quieres ver. No temas, se valiente. El premio es un Sol dorado y radiante en el centro de ti.


jueves, 4 de abril de 2013

El cuerpo o el viento

"El cuerpo o el viento", fotografía de Delia Panpahoy, 2008


Ya la niebla desciende
azul y fría como un espectro
dejando jirones de su sudario
enganchados en las esquinas del amanecer
Y desde el sueño me entro en el cuerpo
abandonado y tibio
que me recoge
con la cóncava familiaridad 
de la cuna de un niño.

Me entro
me calzo la carne que me cubre
suave y conocida carne y piel y pelo
Y entonces
el viento ya no me atraviesa porque
se interpone el cuerpo
porque
tengo la materialidad de la piedra
una cosecha de átomos que se concentra
cuajándose en mí.

Y camino
respiro
recorro
inspiro
trabajo
espiro
como
suspiro
converso
Y expiro un poco
la carne ya no me sienta tan bien
no.

Pero se va tendiendo la noche sobre la ciudad
como una inmensa pantera
envolviéndola en su oscuro terciopelo
y abrigando el silencio
Así que lentamente me desvisto
de la piel cansada, de la carne
y con la ceremonia de una sagrada ofrenda
Agradezco,
devuelvo mi cuerpo
Y dejo que me atraviese el viento.


El viaje

"Del Caos al Cosmos", acuarela de Delia Panpahoy, 2012

Hice cuanto era necesario
para iniciar el viaje
deshice las maletas a la víspera
para que todo estuviera preparado

cancelé los billetes, desescribí la lista

de lo preciso
guardé mis botas bajo la cama
y me apresté a despertar

Con los ojos cerrados de par en par

Y aquí te espero
en la parada de la luna nueva
bajo la panza de un pez

He apagado la noche para verte llegar
mientras aquí abajo cada giro es un resplandor
negativo, antimateria de constelaciones
de agujeros negros
Donde la oscuridad se espesa
con una calidad densa y caliente
de terciopelo.


martes, 2 de abril de 2013

Tres grandes noticias sobre la espiritualidad (3)

"La Vida se abre camino", fotografía de Delia Panpahoy, 2013


La espiritualidad es libre y accesible (y además es gratis). 

La experiencia del Ser espiritual es única en cada uno de nosotros, porque sólo nosotros somos los que tenemos la llave para a
cceder a ella. Podemos leer libros, hacer cursos, seguir a determinados maestros o gurús, doctrinas, normas, escuelas, religiones, pero ninguno de ellos tiene la clave. Podrán darnos ideas a poner en práctica, actitudes, visiones, impulsos. Pero ninguno de ellos será suficiente si no hacemos el trabajo sobre nosotros mismos, si nos limitamos solo a escuchar, leer o esforzarnos con determinadas prácticas.

A la experiencia espiritual se llega desde el trabajo de observación de uno mismo, desde la desidentificación del ego. Se pueden comprar técnicas, pagar a maestros o buscar la compañía de ilustrados en la materia, pero la experiencia sólo surgirá de la voluntad que pongamos en liberarnos de las ataduras a una visión chata del mundo.

Esa voluntad es solo nuestra, no nos la otorga una enseñanza ni un maestro, no nace del esfuerzo sino del corazón,

Se pueden buscar y experimentar técnicas, visiones diferentes, explicaciones que nos convenzan. Teorías y maneras de llevarlas a la práctica. Es lícito comprarlas y pagar por ellas, claro que si. El que proporciona bienes a otros pone el precio que le parece justo, es el acuerdo al que hemos llegado para que funcione la sociedad y no hay nada que reprocharl, aunque los bienes sean intangibles y los logros espirituales.

A algunos el poco o mucho precio les parece despreciable y les gusta, además, pagar un sobreprecio en disciplina y sacrificio. Tampoco está mal, la disciplina y la constancia siempre mejoran nuestra visión, incluso si lo hacemos por haber heredado una creencia masoquista sobre la vida. Hay muchos caminos y todos hablan para quienes los eligen.

Pero lo que es completamente errado es pensar que ese precio que se paga, ya sea en dinero, en tiempo, en constancia, disciplina, esfuerzo o sacrificio, es la garantía del acceso a la experiencia del Ser.

Podemos hacer miles de cursos de todo tipo, leernos la biblioteca de Alejandría de la A ala Z, viajar incesantemente buscando todas las culturas y todos los maestros posibles,retorcer nuestro cuerpo hasta el limite del yoga perfecto, sentarnos a meditar delante de una pared día si y día también comiendo poco y durmiendo menos... Podemos perseverar en la impotencia. La cantidad de cosas externas que podemos hacer no sirven de nada si no aceptamos el compromiso, somos valientes y claros y nos adentramos en la profundidad de nuestro interior.

La experiencia del Ser es sencillamente accesible desde el compromiso, desde la valentía, desde la claridad. Algo que nadie ni nada nos lo va a dar, ni pagando todo el oro del mundo.

Compromiso con nuestro Corazón, con aquello que nos impulsa desde lo profundo a relacionarnos con el mundo y con la vida desde la Unidad y la Coherencia.

Valentía para saber que hay que dejar atrás toda esa manera de vivir atrapada en los miedos y la insatisfacción. Para dar un paso adelante hacia un mundo desconocido donde intuimos que todo es diferente y nos cuesta concebir.

Claridad para hacer que las viejas creencias, discursos y patrones mentales aprendidos se diluyan y permitan que aflore nuestra Esencia. Convencimiento para decir "esto ya no lo quiero". Para que nuestras intenciones provoquen el despertar de lo creativo, provoquen la magia.

Tu compromiso, tu valentía y tu claridad, aunque no lo creas, están siempre ahí.

Tu compromiso, tu valentía y tu voluntad pertenecen al Ser igual que la vida que se abre paso por cualquier rincón ante nuestros ojos está llena, en cada latido, de compromiso, libertad y claridad . Ese poder está ahí siempre y te pertenece.

Acceder a ello ya es una primera experiencia espiritual. Te estás dejando conducir por tu Ser.

Sólo depende de ti.


Y además es gratis.


lunes, 1 de abril de 2013

Tres grandes noticias sobre la espiritualidad (2)


"Solo camino con Todo", fotografía de Delia Panpahoy, 2013.

La espiritualidad es laica. 

El laicismo consiste en mantener la independencia de las instituciones religiosas. Las instituciones religiosas, las distintas Iglesias y confesiones del mundo son organizaciones que se han construido para ejercer un poder. Este poder puede ser meramente moral y social o  o a menudo también cultural, económico y político.  Aunque han nacido al amparo de las experiencias espirituales de grandes hombres del pasado (Lao Tse, Buda, Cristo, Mahoma, Shankara, etc.) su intención no ha sido facilitar la experiencia espiritual del pueblo, sino regular y legislar la moral y las costumbres de acuerdo a unas enseñanzas que en mucho o en poco han terminado por ser malinterpretadas para adecuarlas a su ejercicio de poder.

La principal causa de la malinterpretación es que los lideres religiosos en su mayoría no han accedido a vivir su propia experiencia espiritual, sino que se han quedado en lo externo, en las palabras, en el mito. Esa superficialidad ha permitido adecuar determinadas enseñanzas espirituales al deseo de poder y control sobre las masas.

Aun así en cada gran confesión han perdurado escuelas mas o menos minoritarias que proponen una vía hacia la experiencia espiritual. Tales son el misticismo cristiano, el sufismo islámico, el zen  budista, el vedanta advaita hindú o la cábala judía (y otras muchas). Estas escuelas han podido sobrevivir al inmenso poder de las religiones porque en mayor o menor medida se han sometido a la rigidez normativa de la institución respectiva en la que están encuadradas.

Cualquiera que esté en camino de vivir su propia experiencia espiritual puede optar por vivirla siguiendo alguna de estas escuelas, y muchos de ellos se sentirán seguros y cómodos en sus preceptos un tanto rígidos. Con el tiempo algunos de ellos accederán a vivir su experiencia espiritual siguiendo esos caminos que en muchos casos recurren a una normativa severa, a una disciplina estricta y a una fe determinada sobre  visiones del mundo y observación de dogmas que provienen de la interpretación de sus maestros. Son caminos aun válidos para la experiencia, pero surgieron en otras épocas, en otros momentos distintos de la evolución de nuestra conciencia. Es por eso que sus normas, su disciplina y sus dogmas pueden ser disonantes con nuestro tiempo actual y resultar estériles para muchos que se aventuren a buscar su senda en dichas escuelas.

La buena noticia es que la espiritualidad es laica, no depende de determinadas normas ni dogmas, ni de lideres religiosos ni maestros. En la época de la información tenemos la capacidad de absorber todas las perspectivas y crear nuestra perspectiva propia.

Si admitimos que somos un vehiculo del Ser, entonces nuestro cuerpo es nuestro templo y nuestra visión conjugada con nuestra intención y nuestro amor puede ser nuestra Iglesia.  De este modo nuestra conciencia al honrar a lo divino, en su templo y en su Iglesia se convierte en el sacerdote que oficia cada día en el mundo y hacia el mundo. Y nada tiene que ver eso con una visión egocéntrica de la realidad, al contrario, se trata de aceptar que lo divino, lo Esencial, ocupa el centro de todas las personas y las cosas. 

Cada uno es sacerdote, templo, Iglesia y Dios y todos somos lo mismo. Cada uno sigue su camino en solitario, pero todos los caminos confluyen en todos. Relacionarnos con lo sagrado interno nos permitirá tener relaciones sagradas entre nosotros, con el medio, con el planeta, nos permitirá embellecer el mundo.


domingo, 31 de marzo de 2013

Tres grandes noticias sobre la espiritualidad (1)

"Revelación", fotografía de Delia Panpahoy, 2013.


La espiritualidad es agnóstica.

Agnosticismo es el reconocimiento de que a la verdad espiritual es imposible acceder por medio de las palabras o de la fe en lo que otros cuentan sobre Ella, depende pues exclusivamente de la experiencia íntima y personal de cada uno.

Por lo tanto, el agnóstico ni admite  creer  ni descreer en doctrinas porque deja en suspenso la creencia en lo espiritual hasta llegar a la consecución de esa experiencia.

Esto no convierte al agnóstico en un escéptico radical ni le lleva a vivir de espaldas al Ser espiritual. En cualquier momento el agnóstico puede decidirse a transitar por ese camino, observar doctrinas y técnicas para experimentarlas, pudiendo valorar qué verdades le son útiles para su propósito y cuales no.

Leer libros, escuchar devotamente a maestros, trabajar duramente en procesos aprendidos o dejarse llevar por mitos, rituales y simbolismos ajenos y fuera de la comprensión no es suficiente para acceder a la Experiencia.

Nadie es consciente de su Ser espiritual con la cabeza meramente llena de palabras sobre la espiritualidad, o fantasías elaboradas sobre esas palabras, o sobre acciones visualizadas pero no llevadas a la práctica. Nadie que se refleje en la palabrería o la fantasía espiritual propia o ajena se está poniendo en camino de acceder a la experiencia espiritual.

La persona que accede por su propia experiencia a la consciencia de su Ser espiritual solo es capaz de explicar su experiencia individual para animar a otros a buscar la suya, no para tratar de imponer a los demas el repetirla. El que instiga a los demas a vivir la experiencia espiritual de una forma rígida o inflexible, siguiendo unas determinadas pautas que se consideran infalibles, probablemente será una persona que carece de ese acercamiento a su Ser espiritual.

Quien llega a la experiencia espiritual desde el agnosticismo es capaz de observar con claridad los caminos, sentir con intuición dónde el Ser le lleva y elegir con intención impecable. Y hacer de su destello humilde una luz para todos.


viernes, 15 de febrero de 2013

¿Aceptamos el desafío?

"Invitación", fotografía de Delia Panpahoy, 2012.


Una consultante quería saber porque no se quedaba embarazada así que, como no tenía otros medios para abordar su caso, le leí el Tarot. La tirada de Arcanos me hacia intuir que había un complicado telón de fondo a nivel inconsciente para su problema, lo que me hizo sugerirle que introdujera cambios en su vida.

De pronto, la palabra CAMBIO se convirtió, como a menudo sucede, en la palabra fantasma y parecía que no había sido pronunciada.

"Si, muy bien, pero ¿para cuando me voy a quedar embarazada? Me dijeron que era por los anticonceptivos y que tenia que pasar un tiempo para recuperarme. ¿Me quedaré por fin este año?."

De pronto, el interés que esta mujer había manifestado por Conocer se desvanecía y dejaba su sitio a un ego incomodo, descontento y apresurado que todo lo quiere ya y consulta a "adivinos" para que le digan lo que quiere oir.

Me removí en el asiento, para que esas palabras no se adhirieran a mi propio ego y soltar la tentación de responderle en su mismo tono.

Invocando de corazón la Luz interna de la consultante, hablandole a su Ser que es el que no ofrece resistencias,, le dije esto:

"Será por los anticonceptivos, será por lo que sea, todo físicamente tiene una explicación, pero te estoy dando la explicación que reside en la sombra. Eso es lo que mueve los hilos de vuestra realidad, según he podido entender.

A mi, particularmente, atender lo que sucede en la sombra me parece muchísimo mas interesante, porque estas tratando el problema de fondo.

Es como si te duele la cabeza y te tomas una aspirina, el dolor se te quita pero no sabes cual es el problema que te ha provocado el dolor, así que puede que te duela otra vez.

No soy un adivino, ni juego a adivinar como hacen los que se llaman a sí mismos adivinos o videntes, lo cual es un juego muy peligroso. Me puedo aventurar a traer de mi intuición una fecha y decirte "en tanto tiempo te vas a quedar embarazada" pero eso no te va a servir de nada, tan solo vas a quedarte un rato tranquila.

Así que te digo de nuevo, toda dificultad en la vida tiene un mensaje y un regalo si descifras ese mensaje. El regalo, casi siempre, es un cambio de actitud. Desde aquí he intentado descifrar el mensaje, ahora el cambio de actitud corre por tu cuenta.

Medítalo, y te irá muy bien."

En este juego de las consultas y las respuestas nos arriesgamos a encontrarnos siempre, en la última vuelta con un Desafío. Con una propuesta para evolucionar. Es nuestra responsabilidad atenderlo desde el mismo momento que decidimos hacer la pregunta.



lunes, 11 de febrero de 2013

¿Un amor para SIEMPRE?.

"Proyectándonos", fotografía de Delia Panpahoy, 2011.



Muchas mujeres, también bastantes hombres, sueñan o aspiran a tener una relación sentimental que sea “la definitiva”. Buscan un amor “para siempre”, siguiendo a pies juntillas y sin apenas darse cuenta, la enajenación colectiva que han creado las formulas religiosas ( “¿juras amar y respetar y tal y tal... HASTA QUE LA MUERTE OS SEPARE?”, “que lo que Dios ha unido NO LO SEPARE el hombre”, etc.) o, peor aun, los cuentos de hadas ( “y se amaron y vivieron felices PARA SIEMPRE”).

Las personas que se empeñan en conseguir un amor perdurable no se dan cuenta que su empeño lo que realmente produce es el efecto contrario y se van embarcando consecutivamente en relaciones que fracasan acorto o medio plazo.

Cuando uno está en esa búsqueda es casi seguro que en su infancia ha vivido dentro de una familia cuyos padres no se profesaban un verdadero amor, a veces ni siquiera respeto, y en muchas ocasiones puede que terminaran separados.

Mientras tanto uno ha estado recibiendo esos mensajes insistentes sobre la creencia emocional y religiosa en un amor eterno a través de la información cultural que consumimos en libros, películas o series televisivas, participando en juegos infantiles que reproducían esos patrones culturales o en las ceremonias y ritos religiosos de propios y extraños, compartiendo con las personas que se embarcan en esos ritos su emoción por estar dando el paso hacia el verdadero y eterno amor.

Finalmente uno termina convencido de que ese amor debe de existir, que es moral e infinitamente superior al amor que uno ha conocido por dentro de su familia y que encontrarlo va a ser lo que finalmente cicatrice las viejas heridas. Elevamos abierta o secretamente ese amor a nuestro altar, lo convertimos en prioridad y en objeto de suma importancia.

No nos damos cuenta de que todo lo que tiene que ver con la importancia es un vano objetivo de nuestro ego y que esa importancia es directamente proporcional a las dificultades que vamos a encontrar en la vida para conseguir eso.

Para colmo, es probable, que nuestra personalidad y el yo ideal que queremos proyectar, esté imbuido de importancia y seriedad mientras que nuestra naturaleza mas esencial sea mucho mas sencilla, despreocupada o simplemente libre y abierta a la experiencia sin mas.

El caso es que la que nos inspiró en escribir este articulo fue una consultante anónima que escribió para pedirnos consejo para que la relación que había comenzado con un hombre mayor que ella fuese perdurable. En concreto, y después de darnos las fechas de nacimiento de ambos, nos preguntaba si veíamos o creíamos que existiera alguna posibilidad de llegar a algo “serio” ,o en términos generales, que qué le recomendaría para tener éxito en el amor, ya que afirmaba no haberlo tenido hasta la fecha y le gustaría tener una relación "seria y duradera" y “para siempre”.

Para empezar. El hecho de que quisiera embarcarse en una relación con un hombre 15 años mayor que ella eso ya nos dice que hay algo de la relación que esta mujer tuvo con su padre que desea proyectar en esta relación de pareja para ser sanado. La mayoría de las veces lo que muchas mujeres buscan sanar en sus relaciones de pareja es haber tenido un padre ausente, en todo o en parte.

Según vimos en los arquetipos que la representaban a ella (están todos en su fecha de nacimiento) su ego estaba imbuido de seriedad y solemnidad mientras que su naturaleza esencial estaba mas predispuesta a seguir los impulsos y disfrutar de la experiencia. Y en él se daba una mezcla parecida que lo podía hacer o bien una persona inconstante y huidiza, un hombre ausente a la medida de ella si se dejaba llevar por el ego o se podría mostrar como una persona luminosa y muy presente si discurría por lo esencial de si.

De este modo, con apenas intercambiar unas cuantas palabras y unos datos mínimos, podíamos intuir en que tipo de relación se estaba incluyendo esta chica y como la cosa podría derivar a reproducir “el fracaso” primero que hubiera tenido con su papá o bien terminar de sanarlo encontrando una nueva actitud.

¿Qué consejo podríamos darle? Evidentemente, todo lo que sobraba en este contexto, vista su demanda y las consideraciones previas, era la “importancia” . Así que le dimos una recomendación que cualquiera podría tomar en cuenta para que su amor sea duradero:

Dejad de tomaros la vida tan en serio y comenzad a preocuparos por disfrutar de lo que tenéis ahora, siguiendo los impulsos del corazón. Vivid siempre en el presente, como si cada día fuera único. Eso os hará ETERNOS.

No sabemos nada mas de ella, solo que el consejo le pareció excelente. Pongámonos nosotros a apoyarla aplicándolo del mismo modo a nuestras relaciones. Desprendamonos de la Importancia de nuestros egos, de nuestros deseos insatisfechos, disfrutemos de lo que nos une, porque lo que nos separa es solo una ficción basada en un fantasma del pasado.